Cuando Apollinaire y Picasso fueron sospechosos de robar la Mona Lisa

Por Alejandro Gamero, de La piedra de Sísifo

https://i2.wp.com/lapiedradesisifo.com/wp-content/uploads/2015/08/El-hueco-que-qued%C3%B3-tras-el-robo.jpg

Cuando el martes 22 de agosto de 1911 las salas del Museo del Louvre se abrieron al público, una de las paredes del Salón Carré, donde se exponían algunas de las pinturas más importantes del museo, mostraba un espacio vacío. La Gioconda no estaba. Horas antes ‒puede que incluso un día antes‒ los vigilantes ya habían detectado el hueco, pero no se alarmaron pensando que la obra podría haber sido trasladada al recién entrenado estudio fotográfico del museo, algo que se solía hacer sin avisar. Sin embargo, cuando se comprobó el error cundió el pánico. La noticia del robo del cuadro ocupó las portadas de diarios de todo el mundo y La Gioconda, que era relativamente poco conocido para el gran público aunque desde mediados del siglo XIX había ido adquiriendo el estatus de mito, pasó a convertirse en el icono que es hoy en día. El Louvre permaneció cerrado una semana para investigar el robo y hay que decir que el día de su reapertura, el martes 29 de agosto, batió récord de visitantes. Largas colas esperaban impacientes solo para ver el hueco dejado por el retrato. Seguir leyendo “Cuando Apollinaire y Picasso fueron sospechosos de robar la Mona Lisa”