PRIMERA MUJER SOBRE LOS ANDES

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

Adrienne BollandDesde la aparición de los aviones, la cordillera de Los Andes se convirtió en un desafío permanente para pilotos pioneros de Chile y Argentina. La cruzaron en varias  oportunidades en ambos sentidos antes del 1° de Abril de 1921. Fue en esa fecha cuando la primera mujer, una francesa, realizó la hazaña.
Adrienne Bolland, mujer baja, de contextura delgada pero muy atractiva según muestran fotografías de la época, nació en Arcueil, en 1895 y desde niña se interesó por esta nueva forma de desplazarse. La aviación en esa época estaba reservada a hombres económicamente pudientes, dos condiciones que no cumplía mademoiselle Bolland, pero con ingenio y esfuerzo logró su propósito.
Obtuvo su acreditación como piloto en enero de 1920 y ese mismo año se incorporó a la Societé de Avions Caudron, una de las primeras industrias aeronáuticas de su país. En un avión de esta manufactura realizó sus máximas proezas. En agosto de 1920 se convirtió en la segunda mujer en cruzar el Canal de la Mancha, dirigiéndose poco después a Sudamérica para realizar exhibiciones  como promotora de Caudron. Seguir leyendo “PRIMERA MUJER SOBRE LOS ANDES”

TODAS LAS CANAS AL AIRE. LA INTRÉPIDA TRAVESÍA DE MADELEINE DUPONT Y MARIA ELIANA CHRISTEN

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

Quizás porque los chilenos estamos confinados en este rincón del mundo, cada cierto tiempo surgen aventureros que pretenden romper este encierro enfrentando desafíos distintos, novedosos, casi siempre peligrosos. Esta es la historia de dos abuelas que decidieron unir Chile con Suiza, volando en un pequeño aeroplano.

Madeleine Dupont y María Eliana Christen
Madeleine Dupont y María Eliana Christen, las abuelas voladoras. Foto de Omar Contreras.

El 9 de marzo del año 2004, en el aeropuerto de Los Cerrillos, en Santiago de Chile, muchas autoridades, periodistas y curiosos, fueron testigos del inicio de una de esas aventuras que, a comienzos del siglo XX eran tan frecuentes, pero que en el último tiempo solo eran historia. Dos mujeres, madres, abuelas y con disimulados sesenta años a cuestas, intentarían unir la capital de Chile con Ginebra, Suiza.

Lo distinto, lo novedoso y lo peligroso, además de lo inusual de la edad para vivir una aventura de esta naturaleza, era que esperaban llevarla a cabo a  bordo de un Beechcraft Bonanza, construido en 1981, aunque su motor, de seis cilindros y 285 caballos de fuerza, solo tenía un año de uso. El “Julie”, como lo bautizaron cariñosamente, era un pequeño avión cuadriplaza, de motor a hélice, al que se le adaptaron estanques adicionales de combustible que aumentaron la autonomía de 4.500 a 13.000 kms. Seguir leyendo “TODAS LAS CANAS AL AIRE. LA INTRÉPIDA TRAVESÍA DE MADELEINE DUPONT Y MARIA ELIANA CHRISTEN”