A RUSIA CON ILUSIÓN

Por Fernando Lizama-Murphy

Las tragedias que le ocurren a la humanidad tienen coletazos que son opacados por el drama principal. Muchas personas se ven afectadas por estas consecuencias secundarias, pero no constituyen en sí un material de estudio suficiente como para ser consideradas como parte relevante de la historia o de las noticias. Eso ocurrió con más de diez mil estadounidenses o emigrantes que partieron hacia la Unión Soviética en busca de un futuro mejor y que fueron devorados por el sistema ruso.

Equipo de béisbol en el Parque GorkiLos Antecedentes

La corriente migratoria hacia los Estados Unidos ha sido permanente desde su nacimiento como nación y, ya en 1920, el país llevaba muchos años convertidos en el símbolo del bienestar; la aspiración de millones de personas en todo el mundo era disfrutar de sus ventajas. El flujo de migrantes era inatajable y las naves provenientes de Europa y de Asia arribaban repletas a los puertos norteamericanos. Desde el sur del río Bravo, los latinos llegaban por cualquier medio buscando salir de la mediocridad que ofrecían sus países. El proceso se había acentuado a partir de la época de la fiebre del oro en California y parecía que el Tío Sam tenía capacidad para absorber a todo aquel que quisiera trabajar y vivir bien. Por eso se le denominó “El País de las Oportunidades”

Este aumento explosivo de la población, la capacidad inventiva de los yanquis, junto con el aumento de la demanda por productos estadounidenses antes, durante y después de la Primera Guerra Mundial, llevó a la industria a crecer a pasos de gigante. Todo lo que Estados Unidos producía, se vendía, y parecía que esa apetencia era insaciable, por lo que las máquinas trabajaban sin cesar. Los únicos que permanecían ajenos a este boom eran los agricultores. Los precios de los productos de la tierra estaban estancados y las cosechas superaban las necesidades de la población, empobreciendo en forma acelerada a los pequeños campesinos.

Seguir leyendo “A RUSIA CON ILUSIÓN”

EL OTRO MARADONA

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

Si algún asomo de mérito me asiste en el desempeño de mi profesión, éste es bien limitado, yo no he hecho más que cumplir con el clásico juramento hipocrático de hacer el bien a mis semejantes.

Doctor Esteban Laureano Maradona

 Doctor Esteban Laureano MaradonaMaradona es un apellido universal gracias al “Barrilete Cósmico”, como bautizó al futbolista un ingenioso periodista argentino. Pero Maradona es un patronímico muy arraigado a la historia de la Argentina. Han existido intendentes, gobernadores, ingenieros y un médico notable de ese apellido, a quien dedicamos esta crónica: el doctor Esteban Laureano Maradona Villalba, que vivió casi un siglo, entre 1895 y 1995.

Los Maradona provienen de Galicia, España, de la zona de Lugo. Desde esta región española se produjo una fuerte corriente migratoria hacia América durante los siglos XVIII y XIX. La familia Fernández Maradona arribó a Chile y de ahí pasó a San Juan, en lo que hoy es Argentina, cuando ese territorio aún era administrado por la Capitanía General de Chile. Quizás porque Fernández era un apellido muy difundido, comenzaron a utilizar el Maradona. Con el paso de los años la familia se dispersó por todo el norte cuyano y fue así como don Waldino Maradona llegó a Esperanza, en Santa Fe, donde formó su hogar junto a doña Encarnación Villalba.

Seguir leyendo “EL OTRO MARADONA”

LA MUERTE VIAJABA EN EL “CAZADOR”

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

El CazadorEl 8 de Diciembre de 1851, en la batalla de Loncomilla, ocurrida en las postrimerías de la Guerra Civil, los rebeldes del sur de Chile fueron derrotados por el ejército gobiernista comandado por Manuel Bulnes.

Parte de las tropas vencidas, entre los que se contaban algunos mapuches dirigidos por el cacique Colipí, temerosos de represalias y sin tener un destino claro, se agruparon en montoneras que se dedicaron a asaltar campos, pueblos y ciudades, sembrando el pánico y la inseguridad entre los habitantes del sur del país. Esto obligó al gobierno a enviar un ejército para restaurar la paz.

Seguir leyendo “LA MUERTE VIAJABA EN EL “CAZADOR””

DALIA SOTO DEL VALLE: VIVIR A LA SOMBRA DE FIDEL

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

Dalia Soto del Valle y FidelFue la segunda esposa del recién fallecido Fidel Castro. Estuvo a su lado por más  de cincuenta años, desde los primeros tiempos del gobierno revolucionario. Nunca se supo que lo regañara por sus frecuentes engaños y si alguna vez lo hizo, fue con la discreción de una dama y en la privacidad de su casa. En realidad, hasta hace muy poco tiempo, nunca se supo nada del entorno familiar del locuaz dictador al que Dalia le dio cinco hijos, cuyos nombres comienzan con “A”: Alexis, Alex, Alejandro, Antonio y Ángel. Entre el primero y el último hay doce años de diferencia. Se dice que la elección de esta inicial obedece a la gran admiración que Fidel sentía por Alejandro Magno.

El hogar de los Castro Soto fue un templo de discreta vida familiar; ella se mantuvo siempre ausente, lejos de las cámaras, de los periodistas, de la farándula. Se mantuvo siempre lejos del poder. Para eso estaba su marido.

Seguir leyendo “DALIA SOTO DEL VALLE: VIVIR A LA SOMBRA DE FIDEL”

EL LONKO QUILAPÁN

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

La historia del último siglo y medio de Chile recuerda a dos personajes con este nombre.

Lonco Quilapán.
El Jefe Quilapan, óleo de Martín Boneo.

El primero de ellos fue el último toqui mapuche que dirigió la guerra contra el gobierno de Chile, episodio que este país bautizó con el inapropiado nombre de “Pacificación de la Araucanía”. Hacia 1861 y al mismo tiempo que los argentinos iniciaban la invasión de la pampa para tomar posesión de esos territorios, el gobierno chileno comenzó a hacer lo propio hacia el sur. Además del temor a que los vecinos ampliaran sus fronteras al oriente de Los Andes, llegando hasta el océano Pacífico, otros dos factores lo empujaron:

Primero, la necesidad de más tierras de cultivos para trigo, producto que se estaba exportando a una California ávida de alimentos, que vivía la fiebre del oro.

Segundo, la aparición en la zona de Orélie Antoine de Tounens, quien intentó crear un país mapuche, autoproclamándose Rey de la Araucanía y de la Patagonia, con el beneplácito del gobierno francés y de muchas tribus, que vieron en esta eventual alianza una forma de consolidar su dominio en los territorios ancestrales, cuya propiedad sentían amenazada.

Seguir leyendo “EL LONKO QUILAPÁN”

LA EPOPEYA DE MENCÍA CALDERÓN

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

La increíble aventura de una mujer que desafió las costumbres de su época para llevar a cabo su misión: traer a América del Sur a las primeras mujeres hidalgas del Nuevo Mundo, para iniciar así una aristocracia colonial de índole europea.

Mencía CalderónEl 10 de Abril de 1550 el puerto de Sanlúcar se paralizó frente a la procesión de distinguidas damas que cruzaban para embarcar. Nunca el populacho vio a tanta hermosa y elegante mujer junta, y el hecho merecía un minuto de descanso para llenar sus pupilas de esa belleza, tan ajena a ellos. A la cabeza marchaba una viuda, evidente por su negra vestimenta, que tras el velo parecía una dama joven cuyo porte distinguido acusaba su alcurnia.

Pocos sabían que se trataba de doña Mencía Calderón de Sanabria; su marido, Juan de Sanabria, al morir poco antes le heredó la misión que le encomendara el Consejo de Indias cuando el Rey lo nombró Adelantado del Río de la Plata y Paraguay.

Al otro lado del mundo, Asunción era conocido como el “Paraíso de Mahoma” por la promiscuidad en la que convivían los conquistadores junto a mujeres guaraníes, de las que cada uno de ellos llegaba a tener hasta diez, con la consiguiente descendencia bastarda, según afirmaban los escandalizados curas al regresar a la península. En España, conocedores de esta situación, temían que el excesivo mestizaje terminara por hacer perder la identidad a los habitantes y dejasen de reconocer a la Madre Patria como su nación.

Seguir leyendo “LA EPOPEYA DE MENCÍA CALDERÓN”

PRIMERA MUJER SOBRE LOS ANDES

Crónica de Fernando Lizama-Murphy

Adrienne BollandDesde la aparición de los aviones, la cordillera de Los Andes se convirtió en un desafío permanente para pilotos pioneros de Chile y Argentina. La cruzaron en varias  oportunidades en ambos sentidos antes del 1° de Abril de 1921. Fue en esa fecha cuando la primera mujer, una francesa, realizó la hazaña.
Adrienne Bolland, mujer baja, de contextura delgada pero muy atractiva según muestran fotografías de la época, nació en Arcueil, en 1895 y desde niña se interesó por esta nueva forma de desplazarse. La aviación en esa época estaba reservada a hombres económicamente pudientes, dos condiciones que no cumplía mademoiselle Bolland, pero con ingenio y esfuerzo logró su propósito.
Obtuvo su acreditación como piloto en enero de 1920 y ese mismo año se incorporó a la Societé de Avions Caudron, una de las primeras industrias aeronáuticas de su país. En un avión de esta manufactura realizó sus máximas proezas. En agosto de 1920 se convirtió en la segunda mujer en cruzar el Canal de la Mancha, dirigiéndose poco después a Sudamérica para realizar exhibiciones  como promotora de Caudron. Seguir leyendo “PRIMERA MUJER SOBRE LOS ANDES”